• Facebook
  • Google+
  • RSS

El área protegida representa la porción más austral del bosque andino-patagónico.

INFORMACION GENERAL DEL AREA

El Parque Nacional fue creado en el año 1960 mediante Ley Nº 15.554, tiene una superficie de 63.000 hectáreas. Se ubica en las eco-regiones de bosque patagónico y Altos Andes. La eco-región de bosques patagónicos se caracteriza por un clima es templado a frío y húmedo, con nevadas y lluvias invernales. Se caracteriza por un paisaje de montaña de relieve abrupto y escarpado, con valles glaciarios. Dominan los bosques semidesiduos. La eco-región altos andes se caracteriza por una cadena de cerros y laderas por encima de las planicies endorreicas de la puna.

RECURSOS CULTURALES

Los antiguos habitantes
La Isla Grande de Tierra del Fuego fue ocupada por el hombre hace 10.000 años. La variedad étnica de los grupos humanos que la habitaron demuestra que ellos se relacionaron en forma íntegra y efectiva con un medio ambiente considerado por nosotros como bastante inhóspito.
En el actual Parque Nacional vivían los yámana. En las costas del Canal Beagle, como en las del Lago Roca, existen numerosos yacimientos que indican una relación ancestral de los habitantes con la naturaleza.
Los habitantes instalaban sus campamentos en las playas para aprovechar los recursos marítimos. Se desplazaban sobre canoas, construidas con varillas y planchas de corteza de lenga, dedicándose a la caza de lobos marinos y a la recolección de moluscos, principalmente mejillones y cholgas. Tales recursos eran importantes para su alimentación, y se pueden encontrar a lo largo de la costa montículos de valvas de forma circular llamados “concheros”, que representan los restos acumulados de tal consumo. Vivían en chozas provisorias de troncos y ramas, de forma cupular y su vestimenta se limitaba a una capa corta de cuero de lobo marino.
La desaparición de estos grupos se relaciona con la llegada de los primeros colonos criollos y europeos hacia 1880. Las epidemias parecen haber las determinantes en la extinción de esta cultura. Otros factores, según varias crónicas, fueron los “ejercicios de tiro” de los exploradores europeos y el envenenamiento, por parte de los colonos y loberos, para la libre explotación del lobo marino.
Los datos demográficos son elocuentes: de los 3.000 yámanas que vivían a la llegada de la colonización, quedaban cerca de 1.000 en 1890 -sólo diez años después- y hacia 1910 su número no pasaba el centenar.

RECURSOS NATURALES

Paisaje, flora y fauna.
El paisaje del área es complejo y abrupto debido a la acción erosiva y a los procesos de acumulación de antiguos glaciares, hoy inexistentes.Luego de una sucesión de procesos geomorfológicos, la Cordillera de los Andes surgió como un conjunto de cordones montañosos que rodean profundos valles boscosos, surcados por ríos y lagos que alternan con túrbales y afloramientos de origen glaciario.
En el sector costero se encuentran las Bahías Lapataia y Ensenada, donde se intercalan barrancos y pequeñas playas que constituyen un ambiente ideal para la avifauna costera.
De las especies arbóreas que caracterizan los bosques andino patagónicos, la lenga es la que tiene mayor distribución, formando grandes extensiones de bosques puros que cubren las laderas de las montañas desde el nivel del mar hasta los 600 m de altura.
El guindo o coihue de Magallanes, se encuentra asociado a la lenga en ambientes de mayor humedad, como ocurre en el Valle del Río Pipo y en algunas laderas montañosas orientadas hacia el sur. En las ramas de estos árboles habita a una hemiparásita conocida como farolito chino y un hongo parásito llamado pan de indio o llao llao.
Los bosques puros de guindo se desarrollan en las áreas con mayores precipitaciones, como la costa del Canal Beagle. Allí también crecen otras especies del bosque húmedo como el canelo y la leña dura. En algunos sitios, el canelo es muy abundante y forma bosquecitos. En las regiones más expuestas al viento es usual que el guindo adquiera una forma particular conocida como árbol bandera.
Los arbustos espinosos como el calafate, la chaura, y el michay - de flores anaranjadas-, crecen en el sotobosque.
En los suelos más húmedos se desarrollan la frutilla del diablo y pequeños helechos. Durante el verano el suelo del sotobosque se cubre de plantas con flores muy vistosas como la orquídea amarilla y la luzuriaga .
Es común ver en las áreas marginales del bosque, en claros naturales o en ambientes degradados, a los matorrales de mata negra acompañados por calafate, parrilla y notro. Esta última especie, de flores rojas tubulares típicas de la primavera fueguina, puede encontrarse también en la costa del canal Beagle y al oeste de la Bahía Lapataia.
Por encima de los 600 m. sobre el nivel del mar se desarrolla la vegetación altoandina compuesta por arbustos de pequeño porte, plantas en cojín y gramíneas. Estas se desarrollan sobre suelos rocosos que alternan con vegas o mallines de altura. La vegetación de este ambiente está condicionada por tres factores principales: la exposición al viento, la disponibilidad de agua y las características físicas del suelo.
Los túrbales o turberas son un rasgo característico del paisaje de Tierra del Fuego. La turba está constituida por restos de vegetales, principalmente de musgos del género Sphagnum y de algunas gramíneas y juncáceas acumulados y comprimidos en depresiones del relieve.
El proceso de formación de turba sólo es posible en ambientes húmedos, donde se registran bajas temperaturas que impiden la descomposición de la materia orgánica. De este modo, bajo presión y en un ambiente sin oxígeno y ácido, se produce una lenta acumulación y compresión de las plantas que mueren, produciendo la turba.
Una de las hierbas características que crecen en el ambiente costero marino del parque es la siempreviva o armeria de color rosado. También son comunes los arbustos pequeños como la chaura y la mutilla, y los líquenes y musgos que cubren las rocas junto al mar.
En el litoral marino se destacan los “bosques” de cachiyuyo. Esta es un alga parda de gran tamaño.
En el área vive una pequeña variedad de animales silvestres, compuesta principalmente por veinte especies de mamíferos y aproximadamente noventa especies de aves. Una característica del ecosistema fueguino es la absoluta ausencia de anfibios.
Uno de los mamíferos que se ve con mayor facilidad en el área es el zorro colorado fueguino. El guanaco es un herbívoro que habita en las zonas altas casi todo el año y solo baja a los valles inferiores durante los inviernos.
Otras especies como el murciélago orejas de ratón, el ratón colilargo, la rata conejo y el ratón lanoso están presentes pero no son tan visibles para el visitante. También se encuentra el huillín, un mamífero carnívoro acuático de la familia de las nutrias, que se alimenta y tiene sus madrigueras en las costas del Canal de Beagle y en la Bahía Lapataia.
Las aves más llamativas y con mayor presencia en las áreas visitadas son los tres tipos de cauquenes o gansos sudamericanos. Estas son el cauquén común, el cauquén real y la caranca que se caracterizan por vivir en sitios abiertos o en las playas. En ocasiones están acompañadas por las ruidosas bandurrias.
En los bosques es muy llamativo el carpintero patagónico, tanto por su aspecto como por su actividad. Se deben mencionar además el macá común, el macá grande, la garza bruja, el pato crestón, el pato overo, el pato maicero, el águila mora, el carancho austral, el chimango y el tero común. Con mucha frecuencia se observan cóndores sobrevolando las cumbres y valles fueguinos.
En la costa marina, durante la bajamar, pueden verse a los diente de perro y mejillones, que forman un cinturón en la zona intermareal, así como numerosas algas verdes y rojas.
La riqueza de moluscos, como los mejillones y lapas, es importante en la Bahía Lapataia y en el estuario que rodea al Archipiélago Cormoranes. También abundan otros moluscos como la vieira, el caracol de luna, el caracol con diente, algunos crustáceos como la centolla y peces nativos como la sardina fueguina, la merluza de cola y el róbalo.
Durante el verano, en las aguas cristalinas se pueden ver concentraciones de medusas. También es posible observar diversas aves relacionadas con este ambiente, como las gaviotas, los patos vapor, los ostreros y los cormoranes.

Animales introducidos
En la región se encuentran algunas especies de animales introducidas por el hombre, hace varias décadas, con fines económicos como el conejo europeo, el castor, la rata almizclera y el zorro gris. Estos animales se asilvestraron en un medio que no estaba preparado para soportarlos. Por tal motivo algunos de ellos causaron serios impactos en el paisaje natural. Un ejemplo de esto se observa en las áreas afectadas por las colonias de castores, debido a que talan árboles para construir sus diques, provocando inundaciones en ciertos sectores del bosque y causando la muerte de muchos árboles por anegamiento .

PASEOS Y SERVICIOS

La Intendencia se halla en la ciudad de Ushuaia. Dentro del área protegida se encuentra un campamento organizado en la zona del Lago Roca, y varios campamentos libres en las áreas de Bahía Lapataia, Bahía Ensenada, y río Pipo.

Este Parque cuenta con breves senderos peatonales, que parten desde diferentes puntos de la Ruta 3, entre ellos:

Paseo de la Isla: recorre, a través de 800 metros, el archipiélago Cormoranes, transitando por las costas del río Lapataia y Ovando.

Paseo a la Laguna Negra: sus aguas presentan una coloración oscura relacionada con la presencia de extensos túrbales.

Paseo al mirador: El recorrido es de 500 metros, llega directamente a Bahía Lapataia a través de los bosques de lengas. Desde el mirador se obtiene una vista panorámica de la Bahía.

Paseo del turbal: Se recorren 400 metros hasta Bahía Lapataia. El paseo atraviesa bosques de lengas y permite conocer una castorera abandonada. También bordea un turbal hasta llegar a la Ruta Nacional Nº 3.

Paseo a la castorera: Luego de un recorrido de 400 metros, se llega a una castorera, donde se puede observar el sistema de diques de los castores, realizados sobre el arroyo los Castores.

Para realizar recorridos de mayor duración para conocer al parque existen varias alternativas:

Senda Pampa Alta: Conecta los campamentos del río Pipo y Ensenada. Atraviesa bosques de lenga y guindo. En Pampa Alta se obtiene una vista panorámica del Canal de Beagle. Es de exigencia alta, en un recorrido de 5 km.

Senda Costera: Une el campamento de Ensenada con el sector Lapataia. Se puede conocer la costa marina en las Bahías Lapataia y Ensenada. Es de exigencia media, de 8 km de recorrido.

Senda al Hito XXIV: Transita la costa norte del Lago Roca, de origen glaciario. Es de exigencia media, y su recorrido es de 10 km.

Senda al Cerro Guanaco: Comprende el ascenso al Cerro Guanaco (970 m) por una picada de pendiente muy pronunciada. La senda es de exigencia alta y es de 8 km de recorrido

CLIMA

El clima de la región es templado frío, húmedo y sin estación seca; con una precipitación media anual que oscila en los 700 mm, alcanzando su pico máximo en el otoño.
La influencia del mar y la incidencia de los vientos procedentes del oeste durante todo el año determinan un clima uniforme.
Las temperaturas medias son bajas, en el invierno se encuentran cercanas a 0 º y en el verano no superan los 10º.
La nieve es abundante, acumulándose durante largos períodos en valles y pendientes.

ACCESOS

Al Parque Nacional Tierra del Fuego se accede por la Ruta Nacional Nº 3. Se encuentra a 11 km al oeste de la ciudad de Ushuaia, la más austral del mundo. A esta ciudad se arriba también por avión y por barco.

SUGERENCIAS

Recuerde que visita un área protegida, por ello es importante que respete las señales y normas. Esto contribuye a la conservación de la región y a un mejor disfrute de la misma.

Se sugiere a los visitantes:
- Acampar solamente en los lugares autorizados, y no realizar zanjas junto a la carpa.
- Usar calentador. Si no cuenta con uno, haga fuegos pequeños sólo en los lugares autorizados. Utilice leña seca, fina y caída. Nunca deje el fuego encendido; antes de retirarse, apáguelo con mucha agua, remueva y empape las cenizas hasta que las sienta frías.
- Disponer de una bolsa para guardar los residuos.
-Para l a pesca de salmónidos, solicitar permiso y consultar atentamente el reglamento.
- Recordar que no está permitido el ingreso con animales domésticos.
- No alimentar a los animales silvestres.
- Recordar que la velocidad máxima es de 40 km/h.

CONTACTOS

Parque Nacional Tierra del Fuego
San Martín 1.395
(V9410VGA)
Ushuaia
Provincia de Tierra del Fuego
República Argentina
Teléfonos: 02901-421315
Correo electrónico: tierradelfuego@apn.gov.ar

Administración de Parques Nacionales
Av. Santa Fe 690
C1059ABN
Buenos Aires
Argentina
Tel (5411) 4311-6633 / 0303
Correo electrónico: informes@apn.gov.ar


Comentarios

Buscar hoteles en: 
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365patagonia.com
La guía online de Patagonia los 365 días del año
www.365patagonia.com
Desarrollado por