• Facebook
  • Google+
  • RSS

Historia - Puerto San Julian

El origen del mito patagónico
31 de marzo del año 1520. El sepulcral silencio de las aguas de Puerto San Julián se ve interrumpido por el lastimero crujir de maderas y el sonido del viento que impulsa el velamen… Hernando de Magallanes y sus hombres creen haber encontrado la ansiada unión de los océanos.
El capitán de la flota intenta calmar los ánimos de los sublevados, mandando oficiar, el 1 de abril, Domingo de Ramos, la que sería la primera celebración católica en estas lejanas latitudes…
Cinco meses fueron los que permanecieron en el Porto San Giulano los tripulantes de la expedición de Magallanes. En el transcurso de los mismos entraron en contacto con los habitantes nativos de estas latitudes, los cazadores y recolectores Tehuelches. Estos últimos utilizaban botas de cuero de guanaco y dejaban al caminar por la estepa grandes huellas sobre la nieve, razón por la cual se los apodó Patagones. Es este el origen del mito que convierte a Puerto San Julián en la cuna del topónimo Patagonia.
Para revivir estos acontecimientos no tenemos más que visitar el Museo Temático Nao Victoria, réplica en escala real de la única de las embarcaciones en las que llegaron estos primeros europeos a nuestra costa que logra dar la vuelta al mundo.

Con tradición católica
El Monumento a la primera misa, frente al mar, casi 500 años después de que hubiera sido celebrada la misma, se alza como un símbolo representativo de la ligazón existente en nuestros orígenes entre la soberanía y la tradición católica.
El Parque temático “Fuoco Sacro” Vía Lucis, primero del país que celebra la resurrección de nuestro Señor Jesucristo, es otro de los atractivos turísticos relacionados al culto religioso. Se encuentra ubicado en el ascenso al Montecristo, el mismo lugar desde el cual Hernando de Magallanes tomara posesión del territorio en nombre de la corona española. Al alcanzar su cima se puede disfrutar de una vista panorámica de Puerto San Julián y del circuito costero, con seguridad una experiencia que servirá de suficiente aliciente para que nos decidamos a recorrer los 27 Km. de playas que refugian lobos marinos, cormoranes grises y otras carismáticas especies.

Tierra testigo
Las tranquilas playas de la bahía fueron escenario de otros sucesos. Charles Darwin, Sir Francis Drake, Fitz Roy, y otros, soportaron inviernos y tempestades haciendo cobijados por la protección de las costas. La Isla Justicia, Punta Desengaño, Tumba Scholl, sólo a modo de ejemplo, han sido testigos de sus hazañas.
En 1780, la zona de San Julián fue elegida nuevamente por los españoles, esta vez para proteger el territorio de posibles incursiones inglesas. Floridablanca fue el nombre de la colonia en la que vivieron más de 150 almas cuya historia podrá ser revivida a través de la muestra itinerante “Arqueología en San Julián.”
Luego serán quienes se dedican a la ganadería, algunos de ellos provenientes de Malvinas, los que, de a poco, desafiando las inclemencias del clima, sin bajar los brazos, edificando, dando vida y color a la costa, dejaron su legado, el cual puede evocarse visitando el Museo de los pioneros Rosa Novak de Hofmann. La arquitectura de Puerto San Julián refleja las diversas corrientes inmigratorias que conformaron la población y una gran cantidad de construcciones exhiben predominantemente influencias anglosajonas, influjo que devino en la llamada arquitectura magallánica.
Ya más cercano en el tiempo y en un momento que se erige como un hito de nuestra historia, Puerto San Julián vuelve a ser objeto de interés histórico. En la Plazoleta Héroes de Malvinas el imponente Mirage Dagger, partícipe activo en el conflicto bélico, simula el despegue para el combate, enfilando hacia nuestras aún reclamadas islas.

Fuente: Gob de Santa Cruz

Buscar hoteles en Puerto San Julian
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365patagonia.com
La guía online de Patagonia los 365 días del año
www.365patagonia.com
Desarrollado por