• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 07/03/2010
Visto: 521 veces
Fuente: La Capital

La localidad de Los Antiguos es un excelente punto de partida para visitar el sitio de arte rupestre más importante de la Argentina, la Cueva de las Manos, Emplazado en el noroeste de Santa Cruz, Los Antiguos se presenta como un valle fértil de atmósfera bucólica, ideal para degustar los más deliciosos frutos rojos; probar suerte con la pesca deportiva; o planificar una visita al yacimiento arqueológico más importante de la Argentina: la Cueva de las Manos.

El nombre Los Antiguos es una traducción del vocablo tehuelche I keu kenk o I keu konk, que significa "mis antepasados" o "los antiguos". Según la tradición oral, este lugar era elegido por los pobladores originarios para pasar sus últimos días de vida. Al estar en un terreno de escasa altura, la protección de las montañas y los efectos moderadores del lago Buenos Aires, la localidad está dotada de un microclima ideal para el cultivo de los frutos rojos.

El reservorio de arte rupestre, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1999, se ubica a 220 kilómetros de la localidad por el camino de Bajo Caracoles. Miles de personas de todo el mundo llegan allí para contemplar el preciado legado de la cultura cazadora-predadora que habitó la zona entre los años 9.300 A.C. y 700 D.C.

La mayor congregación de pinturas se encuentra en la Cueva de las Manos propiamente dicha, que posee 24 metros de profundidad, 15 metros de ancho en la entrada y alrededor de 10 metros de altura hasta el comienzo de la visera. En los paredones y aleros que rodean a la caverna, los antecesores de los tehuelches también dejaron sus huellas, que se encuentran en excelente estado de conservación. Sin duda, las estampas más características son las manos realizadas con la técnica de negativo. Si bien los arqueólogos dan cuenta de la existencia de más de dos mil figuras, se pueden identificar claramente 829 manos de variadas tonalidades y tamaños, correspondientes a diversos períodos.

Pinturas de animales

Acompañados por los guías de sitio, los visitantes también divisan en las rocas representaciones de animales como guanacos, choiques (ñandúes patagónicos) y matuastos (lagartijas autóctonas); escenas de caza con figuras humanas; y dibujos abstractos como líneas de puntos, círculos y trazos en zigzag.

Resulta ineludible preguntarse por qué los primitivos habitantes de estas tierras decoraron el lugar con las imágenes de sus manos. Si bien continúa siendo un enigma, las teorías generalizadas indican que se trataría de una rogativa, un ritual de sanación o simplemente que fueron estampadas con la intención de indicar las sucesivas etapas de la vida, ya que hay palmas pequeñas, medianas y grandes.

Las pinturas fueron realizadas con pigmentos minerales de la región, que brindan tonalidades rojas, ocres, amarillas, violáceas y verdes; óxido de manganeso (negro) y blanco. En cuanto a las técnicas, prevalece la del sopleteado, empleada para los negativos de las manos, y se piensa que además fueron utilizados hisopos, pinceles hechos con huesos de animales y los dedos como aplicadores.

   Las representaciones más llamativas de este gran mural situado a la vera del cañadón del río Pinturas incluyen una mano con seis dedos, figuras de guanacas preñadas y un par de manos, derecha e izquierda, correspondientes a una misma persona.

   Si se desea agregar aventura a este paseo, se puede optar por la alternativa de llegar a la Cueva de las Manos haciendo un trekking por el cañadón del río Pinturas. Partiendo de Los Antiguos deberán recorrerse 130 kilómetros de asfalto por el camino a la estancia turística Cueva de las Manos, para luego desandar una caminata de poco más de una hora mientras se contemplan las vibrantes tonalidades del cañadón y las pasarelas del yacimiento de arte rupestre. Tras una pronunciada pendiente, el itinerario culmina en el refugio de acceso a la cueva, de donde salen las excursiones guiadas.

   La Cueva de las Manos es la evidencia fiel de una cultura cazadora-predadora que, a través de su arte, ha legado demostraciones de sus costumbres, técnicas de caza, ritos y creencias, su relación con el medio ambiente y las condiciones en que desarrollaban su vida, hechos que han quedado protegidos por el cañadón del río Pinturas.

Otras propuestas

Los Antiguos está ubicado al amparo de los picos de la Cordillera de los Andes, en el extremo noroeste de la provincia de Santa Cruz, a tres kilómetros de la frontera con Chile. En medio de la estepa patagónica, el poblado --que ostenta el título de Capital Nacional de la Cereza-- es un vergel custodiado por elevadas alamedas.

Por eso, quienes arriben a este remanso santacruceño podrán incursionar en un circuito de agroturismo, visitando alrededor de 15 chacras donde se observa la recolección de frutos rojos, principalmente cerezas, frutillas, grosellas, corintos y frambuesas, y se degustan dulces y licores. Otros establecimientos que integran esta ruta se dedican a la producción de chocolates, verduras, escabeches e hilados. El destino está a orillas del lago Buenos Aires, de 2.240 kilómetros cuadrados compartido con Chile. Se lo considera el segundo lago más grande de Sudamérica, después del Titicaca, y sus aguas albergan especies de truchas muy combativas, ofreciendo un ambiente ideal para la pesca deportiva durante todo el año. Allí también pueden realizarse travesías en kayaks partiendo desde el muelle de la hostería Antigua Patagonia, ubicada en la entrada de la ciudad.

Otra interesante propuesta de Los Antiguos es el camino del Monte Zeballos, el más alto de la provincia y de una belleza singular. Este periplo se caracteriza por sus escenarios contrastantes, tanto en colorido como en geografía: los paisajes pasan del bosque patagónico a áreas de aspecto desértico donde se erigen formaciones volcánicas de curiosa fisonomía. Si bien el itinerario culmina en la localidad de Lago Posadas, el camino de Monte Zeballos es una experiencia en sí misma, deparando varios parajes para hacer trekking, como las rocas erosionadas por el viento con forma de cucuruchos, ubicadas a la altura del kilómetro 67. Al llegar a El Portezuelo, el punto más elevado del recorrido, y si el cielo se presenta diáfano, puede divisarse el cerro San Lorenzo, de 3.706 metros.

Fuente: La Capital
http://www.lacapital.com.ar/ed_turismo/2010/3/edicion_72/contenidos/noticia_5101.html


Ver más información acerca de Santa Cruz y de Los Antiguos.

Comentarios
Notas y artículos
Solos en la inmensidad, en las estancias patagónicas Solos en la inmensidad, en las estancias patagónicas
Un viaje por la provincia de Santa Cruz, durmiendo en antiguas estancias de la estepa infinita y entre tupidos bosques andinos a lo largo de la Ruta Nacional 40. Pasando en este recorrido por Los Antiguos, Lago Posadas, El Chaltén y El Calafate, conociendo el Parque Nacional Perito Moreno y la famosa Cueva de las Manos. La experiencia de dormir en una estancia patag
El pueblo que resucitó tras las cenizas El pueblo que resucitó tras las cenizas
Los Antiguos fué noticia hace 20 años, cuando el volcán Hudson lo dejó gris de cenizas. Ubicado en la provincia de Santa Cruz, este poblado desborda belleza al pie de la cordillera de los Andes. Las cenizas en la Patagonia Argentina, fueron protagonistas de las noticias en agosto del año 1991, cuando el volcán Hudson se desperto y cubri
Los Antiguos, belleza patagónica Los Antiguos, belleza patagónica
Entre el lago Buenos Aires y la Cordillera, este pintoresco pueblo cautiva con el encanto de sus paisajes y la variedad de actividades de turismo aventura. Para empezar, Los Antiguos tiene un nombre que no se olvida; un nombre que una vez escuchado hace volar la imaginación y decir “quiero conocer ese lugar”. Con la progresiva pavimentación de la ruta



Buscar hoteles en Los Antiguos
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365patagonia.com
La guía online de Patagonia los 365 días del año
www.365patagonia.com
Desarrollado por