• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 27/03/2011
Visto: 547 veces
Fuente: Clarín Viajes

Entre el lago Buenos Aires y la Cordillera, este pintoresco pueblo cautiva con el encanto de sus paisajes y la variedad de actividades de turismo aventura.

Para empezar, Los Antiguos tiene un nombre que no se olvida; un nombre que una vez escuchado hace volar la imaginación y decir “quiero conocer ese lugar”. Con la progresiva pavimentación de la ruta 40 está cada vez más cerca. Los Antiguos es un pueblo y un entorno natural esplendoroso, a donde, seguramente, vamos a querer volver o quedarnos a vivir.

Situado a orillas del inmenso lago Buenos Aires y recostado sobre la Cordillera de los Andes, lo primero que se nota es que se trata de un oasis verde que aparece en medio de un paisaje seco, donde predominan los colores tierra y amarillo de la meseta.

El lago parece un mar; en días de cielos azules, que son muchos, hasta resulta posible admirar el majestuoso Cerro Castillo del lado chileno.

Estamos en el noroeste de la provincia de Santa Cruz, a tan solo veinte kilómetros de la frontera. El lago Buenos Aires es el segundo más grande de Latinoamérica después del Titicaca, y como aquel es compartido entre dos países; la particularidad aquí es el cambio de nombre hacia cada lado de la frontera (lago General Carreras para los chilenos).

Las dos caras de la frontera

La cuenca del lago Buenos Aires abarca la transición desde la árida estepa santacruceña hasta la exuberante selva valdiviana del lado chileno. Por eso, llegar aquí es situarse en la frontera entre dos mundos; de varios mundos en verdad, con tantas cosas para ver y sorprenderse.

Hasta no hace mucho, donde ahora está la carretera austral, otro paraíso a descubrir, no había del lado chileno ningún camino troncal y los pueblos a orillas del lago se comunicaban entre sí mediante vaporcitos que tardaban días o semanas en llegar de un lugar a otro. Es por eso que algunos pueblos tienen curiosos nombres de puertos.

El río y las alamedas

La Capital Nacional de la Cereza se encuentra ubicada en el valle del río Los Antiguos. Un escenario de pequeñas chacras y enormes alamedas que protegen del viento que suele soplar con intensidad.

Parte del encanto de Los Antiguos es que está lejos de ser una villa turística aunque tenga todo para serlo.

El turismo es una actividad reciente –que empezó a florecer tras la furia que desde Chile arrastró el volcán Hudson hace más de una década– y que gana en diversidad y calidad, pero que no altera la identidad del lugar. Y mantener esa característica es también uno de los grandes desafíos de Los Antiguos.

Cada sábado los productores de la zona se encuentran para ofrecer sus productos; las mejores cerezas del país por supuesto, pero también moras, frutillas, grosellas, hortalizas de toda clase, dulces caseros (según se dice, en Los Antiguos se puede probar el dulce de leche más rico de la Patagonia) por nombrar algunos productos de la zona.

Otro de los desafíos del lugar es mantener puro ese entorno natural privilegiado de mesetas, montañas y aguas cristalinas.
La minería a cielo abierto es una amenaza cierta. No es raro ver autos con la calcomanía que dice que el agua es oro. Y así lo piensan la mayoría de los que han elegido vivir aquí, lejos de muchas cosas para tener una vida mejor.

Entre estas aguas puras de los ríos Los Antiguos y el Jeinimeni más el gigantesco lago, la pesca deportiva tiene sin duda un papel preponderante entre las ofertas de actividades.

Otras posibilidades para los amantes del turismo aventura en Los Antiguos son: cabalgatas, kayakismo, avistajes de aves y agroturismo.

Según la tradición oral, el nombre Los Antiguos derivaría del vocablo tehuelche “I Keu Kenk”, cuyo significado sería “Lugar de mis antepasados” o “Posada de los mayores”, en alusión a que los tehuelches de edad avanzada elegían pasar sus últimos días en este sitio debido a su benigno microclima.

Nos encontramos cerca de los 200 metros sobre el nivel del mar y si tomamos el camino hacia el Monte Zeballos (2.743 metros de altura) sobrepasaremos los 1.500.

El camino de las maravillas

Este camino que corre hacia el sur paralelo a la cordillera y alcanza después de 165 kilómetros incomparables a la pequeña y maravillosa población de Hipólito Yrigoyen (también conocida como Lago Posadas) es con sus espectaculares vistas al monte Zeballos y al gigante San Lorenzo (con 3.700 metros, el más alto de la provincia), sus bosques de lengas y ñires, y sus lagunas de altura repletas de aves, una de las más bellas rutas solitarias de toda la Patagonia.

El escritor inglés Bruce Chatwin en su clásico ¨In Patagonia¨ dice que seguramente la mítica ciudad de los césares, esa clase de paraíso perdido, debería encontrarse en ese camino o bien muy cerca, especialmente a la altura del Paso Roballos, en un entorno de ensueño.

El noroeste de la provincia de Santa Cruz es uno de esos lugares que todos esperan encontrar algún día.

Fuente: Clarín Viajes


Ver más información acerca de Santa Cruz y de Los Antiguos.

Comentarios
Notas y artículos
Solos en la inmensidad, en las estancias patagónicas Solos en la inmensidad, en las estancias patagónicas
Un viaje por la provincia de Santa Cruz, durmiendo en antiguas estancias de la estepa infinita y entre tupidos bosques andinos a lo largo de la Ruta Nacional 40. Pasando en este recorrido por Los Antiguos, Lago Posadas, El Chaltén y El Calafate, conociendo el Parque Nacional Perito Moreno y la famosa Cueva de las Manos. La experiencia de dormir en una estancia patag
El pueblo que resucitó tras las cenizas El pueblo que resucitó tras las cenizas
Los Antiguos fué noticia hace 20 años, cuando el volcán Hudson lo dejó gris de cenizas. Ubicado en la provincia de Santa Cruz, este poblado desborda belleza al pie de la cordillera de los Andes. Las cenizas en la Patagonia Argentina, fueron protagonistas de las noticias en agosto del año 1991, cuando el volcán Hudson se desperto y cubri
Lago, montañas, ríos y cerezas Lago, montañas, ríos y cerezas
La localidad de Los Antiguos, celebra su 63° aniversario. Este paraíso del sur argentino, tan cercado a la frontera con Chile, enmarcado entre lagos, montañas y ríos. Como todos los eneros, se realizará la tradicional Fiesta de la Cereza y todos los febreros el aniversario de la localidad. Ubicada sobre el margen sur del imponente Lago Buenos Air



Buscar hoteles en Los Antiguos
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365patagonia.com
La guía online de Patagonia los 365 días del año
www.365patagonia.com
Desarrollado por