• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 03/01/2010
Visto: 1314 veces
Fuente: La Capital Turismo

La provincia patagónica tiene grandes atractivos para disfrutar en familia. Puerto Madryn, península de Valdés y Trelew son ideales para pasar unas vacaciones inolvidables.

Un gran arco de arenas doradas sobre un mar tan azul que parece pintado por una paleta impresionista: el paisaje que Puerto Madryn ofrece apenas se pone un pie en la ciudad es la promesa de un verano diferente, bajo el signo de la playa y con un abanico de actividades pensadas para descubrir toda la naturaleza de la costa patagónica. Planificar las vacaciones familiares es todo un desafío: a la hora de combinar actividades para padres e hijos, encontrar en el mismo lugar respuestas a los intereses de niños, adolescentes y adultos es un auténtico rompecabezas.

Pero Puerto Madryn lo resuelve rápidamente gracias a su ubicación privilegiada, que permite sumar a la vida de playa numerosas propuestas de turismo activo, en la tierra y en el agua.

Avistaje de fauna

La ciudad es famosa como punto de partida para los avistajes de fauna. Después de las ballenas, que permanecen en las aguas del golfo hasta mediados de diciembre, y son visibles no sólo en avistajes embarcados sino también desde las playas de El Doradillo, durante todo el verano se organizan salidas de avistajes de toninas overas, un pequeño delfín blanco y negro de no más de metro y medio, al que le gusta dar todo un espectáculo jugando con las embarcaciones.

Habrá que tener algo más de suerte para avistar orcas, pero también es posible, porque estos imponentes animales permanecen todo el verano en torno a las aguas de Península Valdés, en particular cerca de los apostaderos de lobos marinos. Hay una lobería muy cerca de Puerto Madryn, Punta Loma, con un mirador sobre la barranca que los lobos eligieron como apostadero. Desde aquí sale también un sendero de interpretación de flora.

Cerca de Puerto Pirámides, en la Península Valdés, se visita otra lobería, en tanto Punta Delgada y Punta Norte (esta vez adentrándose en la Península), son los lugares ideales para ver elefantes marinos y escuchar el intimidante bramido de los machos, de considerable tamaño. Y si se recorre alrededor de 100 kilómetros hacia el sur, se habrá llegado a la pingüinera de Punta Tombo, donde casi medio millón de pingüinos permanece hasta el mes de abril anidando y cuidando a sus crías. Todos estos avistajes son adecuados para cualquier edad, y en opciones de medio día o día completo fascinan por igual a grandes y chicos que así emprenden la aventura de su primer “safari fotográfico”.

Horas de playa

El centro mismo de Puerto Madryn da sobre las playas, donde entre el muelle Piedrabuena y Punta Cuevas ocho paradores invitan a pasar el día y concentran las reuniones de adolescentes con los juegos infantiles. No hay día que no sea de playa: aquí siempre brilla el sol en un cielo despejado, y alrededor de las cuatro de la tarde una bienvenida brisa refresca las meriendas sobre la arena. Gabriel Percaz, el secretario de Turismo de Puerto Madryn, se entusiasma al describir la ventaja de estos balnearios: “Son playas muy anchas, con caída muy suave y tan tranquilas que resultan ideales para la familia y los viajeros en busca de una costa segura”.

Los que prefieren playas menos frecuentadas se van hacia el sur, donde los balnearios están más espaciados y hay menos movimiento: Playa Paraná, de caída algo más fuerte y canto rodado, y un poco más lejos Cerro Avanzado, a tres kilómetros de Punta Loma, donde las bardas sedimentarias conservan restos fósiles de ostras y vertebrados marinos, invitando a leer en la tierra una historia que acumula millones de años.

Desde Cerro Avanzado salen travesías en kayak, de medio día o día completo: para la familia, convienen salidas más cortas de la mano de guías expertos, mientras los más aventureros o experimentados pueden elegir un día entero de navegación, con bajadas para reconocer el terreno y recorrer algunos kilómetros en mountain bike. También en los paradores de las playas céntricas se consiguen kayaks (simples o dobles) y bicicletas, que tienen en los escenarios naturales de El Doradillo otro lugar perfecto para explorar la geografía patagónica.

Otra opción para turistas osados es subirse a las tablas de windsurf: se alquilan para los conocedores, pero también hay una escuela que brinda equipamiento y clases, de una hora y hasta ocho, para descubrir el gusto de cabalgar sobre las olas. Por supuesto, no faltan en los paradores gomones y bananas para divertirse un rato en grupo antes de que caiga el sol, invitando al descanso y a una buena picada de frutos de mar frente al océano.

Puerto Madryn es la Capital Nacional del Buceo, un título ganado a fuerza de aguas transparentes, una amigable fauna subacuática y la experiencia de buceadores expertos que llevan de la mano a quienes realizan su primera experiencia en un "bautismo submarino". Estas inmersiones, generalmente de unos 20 minutos de duración y a una profundidad que va de los cinco a los ocho metros, son ideales para los chicos, a partir de los ocho años. Pero también hay numerosos parques naturales y artificiales para los buceadores más expertos, que ya tengan certificación (otra opción es tomar el curso que brinda certificación directamente en Puerto Madryn).

Carolina Larracoechea, prestadora de buceo, destaca la tranquilidad de las aguas del Golfo Nuevo, que por sus características geográficas ofrece un mar sin oleaje más tranquilo que el de las aguas oceánicas abiertas de Brasil. Punta Cuevas es uno de los lugares favoritos de los buceadores: para quienes pueden sumergirse hasta 25 metros, se llega hasta los naufragios "Albatros" y "Miralles", expresamente hundidos para servir de refugio a las especies marinas que se acercan, con toda confianza, a comer de la mano de los buzos.

Este año se espera el boom del buceo con lobos marinos: a diferencia del buceo con ballenas está permitida y regulada, se hace en Punta Loma. Al mediodía es posible encontrarse de pronto nadando entre los lobos, tan juguetones y ágiles que asombran.

Fuente: La Capital Turismo
http://www.lacapital.com.ar/ed_turismo/2010/1/edicion_63/contenidos/noticia_5240.html


Ver más información acerca de Chubut y de Trelew.

Comentarios
Notas y artículos
Buceo, snorkel y kayak en el Golfo Nuevo Buceo, snorkel y kayak en el Golfo Nuevo
Las aguas del Golfo Nuevo son ideales para realizar gran cantidad de deportes acuáticos, como el buceo, realizar snorkel o travesías en kayak, que permiten acercarse a la fauna de manera diferente. A pocos kilómetros del centro de Puerto Madryn, desde el barranco de Punta Loma, se pueden ver como estos cuerpos de casi 300 kilos se mueven con
Fauna marina en el noreste de Chubut Fauna marina en el noreste de Chubut
En el noreste de la provincia de Chubut, se pueden realizar varias actividades relacionadas con la fauna marina de la región, como hacer snorkel con lobos marinos en Puerto Madryn, y el avistaje de toninas overas en Playa Unión y los pingüinos en Punta Tombo. Uno de los paseos más atractivos es la de disfrutar a los lobos marinos en su propio habitat,
Cortejo de los pingüinos, un ritual Cortejo de los pingüinos, un ritual
El Área Natural Protegida de Punta Tombo está ubicado 110 kms al Sur de la ciudad de Trelew, en la provincia de Chubut. Allí se congregan mas de millón de aves que llegan cada año entre septiembre y abril para reproducirse. El camino para llegar es asfaltado y atraviesa un paisaje de estepa. Toda la zona costera chubutense es sinónimo d



Buscar hoteles en Trelew
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365patagonia.com
La guía online de Patagonia los 365 días del año
www.365patagonia.com
Desarrollado por