• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 30/01/2011
Visto: 575 veces
Fuente: Clarín Turismo

Desde un trekking ecológico hasta buceo, cabalgatas y canopy, todas las modalidades para disfrutar en verano de los bosques, lagos y montañas que rodean la gran ciudad patagónica.

Atrás quedaron las postales con predominio del amarillo, el color de las retamas que a partir de noviembre florecen en San Carlos de Bariloche . Mucho más lejanas en el tiempo quedaron las tupidas nevadas en los cerros que rodean este gran clásico de Río Negro. Porque cada estación del año o, mejor dicho, cada mes en particular, presenta un paisaje completamente diferente y siempre conmovedor.

Durante el verano, a los paseos más tradicionales –como la excursión lacustre a Puerto Blest y el magnífico lago Frías, por sólo nombrar una opción– se suman las variadas modalidades de turismo aventura. Es más, hay algunas actividades que sólo pueden realizarse en esta época en la Patagonia. Y cada temporada crece su demanda, tanto de principiantes que buscan vivir experiencias nuevas como de visitantes con una mayor preparación física, que intentan perfeccionar su destreza y renovar sus metas y desafíos.

Precisamente, la diversidad de paisajes le permite a Bariloche ofrecer una amplia gama de actividades, como kayak, rafting, escalada en roca, cabalgatas, canopy y hasta buceo. Son alternativas con las que se redescubre la belleza de las montañas, los lagos, los ríos y la vegetación del Parque Nacional Nahuel Huapi y sus más de 700 mil hectáreas.

A continuación, presentamos ocho modalidades de turismo aventura, con propuestas específicas vinculadas a la Asociación de Parques Nacionales y diseñadas por algunos de los operadores que nuclea la Asociación de Turismo Activo de la Patagonia (ATAP). Vale aclarar que este informe podría compararse con la punta de un iceberg, que cada verano asoma con más fuerza en Bariloche: el turismo aventura y sus infinitos grados de exigencia.

Hay quienes todavía escuchan la palabra trekking y piensan que se trata simplemente de salir a caminar. Obviamente, es mucho más que eso y en Bariloche hay variados circuitos, clasificados según su dificultad. Estos permiten unir refugios entre sí, transitar por las costas de lagos y ríos, adentrarse en bosques frondosos y acercarse a imponentes glaciares. Por eso, a la hora de planificar una salida es importante hacerlo de acuerdo con la capacidad y experiencia personal. Para las sendas “fáciles” no se requiere de una preparación física especial, como es el caso del recorrido de tres horas a la vera del río Manso desde Pampa Linda, o durante dos horas por la Playa de los Leones, desde la cabecera norte del lago Mascardi.

Eso sí: es obligatorio transitar con el Registro de Trekking/Escalada, que se obtiene gratis en la Intendencia del Parque Nacional Nahuel Huapi y en las seccionales de los Guardaparques. Entre sus objetivos se destacan evitar accidentes, acudir al auxilio del que lo necesita y obtener información para mejorar la calidad de la visita.

El Parque Nahuel Huapi tiene mapas con sendas de dificultad fácil, media, alta y muy alta (Emergencias del Parque: 02944- 422-479 / Comisión de Auxilio del Club Andino Bariloche: 02944- 422-266 / www.nahuelhuapi.gov.ar).

Aventura, deporte, naturaleza y diversión. Todo ello reunido en una sola actividad para disfrutar con programas de día completo o de medio día y con distintos niveles de exigencia, para compartir junto a la familia y amigos. Una de las propuestas es Rafting Familiar (nivel bajo II - III), que se extiende desde las 10 hasta las 18.30, navegando 16 km por el río Manso Inferior. Se parte desde el lago Steffen y la travesía combina grandes pozones de agua cristalina para nadar con los rápidos del río, que son sorteados a pura emoción.

La excursión de Rafting Familiar cuesta $ 290 por persona e incluye traslados, guías profesionales bilingües, almuerzo (ahumados, sándwiches, tartas, empanadas, postre y bebidas), merienda casera y equipamiento completo: traje de neoprén, campera impermeable, salvavidas, remos y cascos. Hay variadas aventuras y niveles (Rafting Adventure: 02944- 437-238 / www.raftingadventure.com).

La salida de medio día por el Limay es recomendable para tomar un primer contacto con un río de montaña, recorriendo la estepa patagónica en un tranquilo paseo entre formaciones rocosas de origen volcánico. A su vez, tanto el río Manso Inferior como el Manso a la Frontera son cursos de agua ideales para navegar en kayak o ducky , ya sea para iniciarse en la modalidad o perfeccionar el nivel. Para quienes se estén preguntando qué es un ducky, se trata de una suerte de kayak inflable, una embarcación estable y fácil de remar, que permite un contacto más cercano con este río de origen glaciario, que nace en el cerro Tronador, de los glaciares Manso y Castaño Overo. A los costados, se puede apreciar el bosque andino-patagónico y la selva valdiviana.

El paseo cuesta $ 220 por persona, con traslados, guía, equipo (pantalones y chaquetas impermeables) y refrigerio. Se ofrece una amplia variedad de recorridos en lagos y ríos de la zona (Extremo Sur: 02944- 427-301 / www.extre mosur.com).

Por supuesto, también hay excursiones para buzos que poseen certificación actualizada. En ese caso, se realizan salidas en Playa Bonita, o bien, en el arroyo La Angostura: la actividad comienza en las aguas del lago Moreno, donde se bordea una pared a una profundidad promedio de 15 metros, y luego se atraviesa el arroyo hasta llegar al Nahuel Huapi. También hay buceo profundo en el lago Moreno, en una pared que alcanza los 37 metros de profundidad. Pero esto es sólo para buzos avanzados.

A la vera del lago Gutiérrez, el Complejo Los Baqueanos ofrece servicio de camping y restaurante, y se especializa en cabalgatas. En esta temporada, tiene programas de medio día con almuerzo y desayuno o merienda (depende si se elige salir por la mañana o por la tarde) y de día entero (9.30 a 17), con almuerzo. La propuesta “Cascada y Mallín” consiste en una cabalgata guiada que dura unas dos horas, internándose en un bosque de cipreses y coihues, rodeado de montañas. Los visitantes atraviesan un arroyo, transitan por una zona llana para conocer la flora y fauna autóctona y pueden tomar fotos en miradores, para luego emprender el regreso por la costa del lago. También se realizan cabalgatas más cortas, pensadas para que las familias con niños puedan disfrutar de un paseo a caballo, en excursiones guiadas de una hora.

El precio de la cabalgata de medio día es de $ 220 por persona, con transporte, desayuno o merienda y almuerzo. El día entero con almuerzo, transporte, desayuno y merienda cuesta $ 320 y puede combinarse la cabalgata con kayak o mountain bike. Las tarifas no incluyen IVA (Los Baqueanos: 02944- 15557257 / www.baquea noscabalgatas.com.ar).

Sobre una bicicleta de montaña o mountain bike, el contacto con la naturaleza se torna más estrecho y se accede a lugares más intrincados, con la posibilidad de ir probando distintos relieves. Bariloche tiene escenarios para todos los niveles: los principiantes (quienes saben andar en bicicleta sin dominio de los cambios), los avanzados (con perfecto dominio de la bicicleta, con cambios y entrenamiento medio) y los expertos (perfecto dominio de la bicicleta y previa experiencia en caminos de montaña, con buen entrenamiento).

En la ciudad y sus alrededores se realizan salidas con guías personalizados de 2 hs 30’ y de 5 horas, que permiten conocer senderos del Bosque del Llao Llao. En el km 25 de la avenida Bustillo, este conjunto de árboles nativos –sobre todo, coihues de hasta 40 metros de alto– forman parte del Parque Municipal Llao Llao, cercano a los lagos Escondido, Moreno y Nahuel Huapi. También hay otros circuitos y se pueden alquilar las bicicletas sin contratar un guía.

La excursión de 2 hs 30’ con guía personal sale $ 190; la de día completo, con traslados y picnic, $ 230. El alquiler de mountain bike por 4 hs sin guía, $ 50; todo el día, $ 70. Con casco, candado, kit de reparación e información sobre circuitos (Bike Way Mountain: 02944- 456-571 / www.bikeway.com.ar).

Considerados de alta exigencia, el rappel y la escalada requieren de fortaleza en brazos y piernas, combinada con la destreza técnica del escalador. El vértigo y la adrenalina que se multiplican al ascender, escalar o hacer rappel en las montañas de la Patagonia, tienen como plus las vistas únicas que se obtienen en las alturas.

Pero como no se habla aquí de una empresa sencilla, vaya esta recomendación para los principiantes: no iniciar ascensiones en paredes naturales sino artificiales y hacerlo siempre bajo la supervisión de un guía profesional. Además, por motivos de seguridad, lo ideal es no realizar ascenciones en forma individual.

Uno de los tantos sitios donde los aventureros pueden concretar sus fantasías es el Cerro Catedral, que en invierno se transforma en el principal centro de esquí del país y el que cuenta con la mayor extensión de pistas en América del Sur. El ascenso por las telesillas Princesa I, II y III incluye la posibilidad de llevar adelante algunas actividades guiadas por profesionales en forma gratuita, como la escalada en roca para mayores de 15 años. También en la cumbre, pero como actividad opcional (léase, arancelada) y con guía, se puede practicar rappel (descenso en paredes de roca con medios de seguridad).

El rappel para mayores de 15 años en la cumbre del Cerro Catedral tiene una tarifa de $ 25 e incluye guía, además del ascenso en la telesilla Princesa, que cuesta $ 75 (Catedral Alta Patagonia: 02944- 409-000, interno 123 / www.cate dralaltapatagonia.com).

Hay que vivir para contarlo y, al finalizar esta experiencia indescriptible, uno se llevará un “Certificado de Coraje”. Es una excursión de unas dos horas a través del bosque, para compartir con la familia, disfrutar de la montaña y experimentar la sensación de “volar”. Todo en uno.

Ubicado a 800 m sobre el nivel del mar, el cerro López es el escenario indicado para practicar canopy. Luego de una clase de instrucción grupal donde se utiliza un cable instalado a dos metros del suelo, los guías enseñan las técnicas básicas de deslizamiento y seguridad. Entonces, llega el momento de subirse a un vehículo 4x4 para comenzar el fascinante ascenso –plagado de vistas panorámicas– y llegar a la primera plataforma.

El recorrido de cables tiene un total de 1.500 m de longitud, subdivididos en nueve tramos que unen diez plataformas de madera, colgadas de las copas de coihues. Los cables están a una altura promedio de 15 m y entre los tramos hay algunos de hasta 250 m de extensión. Una vez finalizado el circuito completo, se inicia una caminata temática por un bosque autóctono de más de 200 años y se desciende en la 4x4.

La actividad –que no se suspende por lluvia– puede ser practicada por chicos mayores de 4 años, mientras que el récord hasta el momento se encuentra en manos de una pareja californiana de 85 años, que se animó al desafío durante el verano pasado.

La gran novedad de las noches de luna llena es el “Canopy Night” para grupos, con reserva. Consiste en que los visitantes vivan esta misma experiencia, pero inmersos en el silencio nocturno. Otra manera de lanzarse a la gran aventura de “volar por el bosque”, como le dicen en el López.

El recorrido de 1.500 m de cables en 9 tramos con provisión de equipo (casco, guantes de cuero, arnés pélvico de seguridad de montaña, mosquetones, cinta para anclaje y roldana de deslizamiento), ascenso y descenso en 4x4 por el cerro López y caminata temática cuestan $ 170 por persona. El mismo servicio, con traslado ida y vuelta desde el centro de Bariloche, $ 200. Canopy Night, $ 200; con traslados, $ 230 (Canopy The Original: 02944- 400-286/15607191 / www.canopybariloche.com).

 

Ver mas info en: www.barilochebuceo.com.ar

 

Como llegar

El pasaje a Bariloche por Andes Líneas Aéreas cuesta desde $ 998 con impuestos. Con ida y regreso el mismo día, tiene un vuelo diario los lunes, miércoles, viernes y domingos (www.andesonline.com). Desde Bs. As. hasta Bariloche son 1.570 km, por Ricchieri, Autopista a Cañuelas, ruta 3 hasta Bahía Blanca, ruta 22 hasta Arroyito (Neuquén) y ruta 40. Total de seis peajes, $ 10,20.

Fuente: Clarín Turismo


Ver más información acerca de Río Negro y de San Carlos de Bariloche.

Comentarios
Notas y artículos
Cruce Andino por los lagos Cruce Andino por los lagos
Cruzar de Bariloche a Puerto Varas a través de los lagos, entre bosques, los parques nacionales, las montañas, los volcanes chilenos y la selva Valdiviana. En un emprendimiento dentre empresas de Argentina y Chile, surgió esta travesía con el nombre de Cruce Andino, partiendo desde ambas ciudades y regresando al punto de partida. Navegar por los lago
La ruta jesuita en la Patagonia La ruta jesuita en la Patagonia
Hoy se pude recorrer facilmente la Ruta Jesuitica, en automovil, a pie o en el catamarán que conecta los lagos andinos. Esta es una de las hazañas poco conocidas de la historia patagonica, es el descubrimiento hace 340 años del paso navegable que une Chile con la Argentina a la altura de Puerto Montt. En el año 1670, una congregación de jesuit
Excursiones en Bariloche Excursiones en Bariloche
La ciudad de San Carlos de Bariloche cuenta con muchos atractivos cercanos, orgullo de la Patagonia Argentina. Algunos de los circuitos más destacados son: Cerro Catedral Duración: mediodía. A 20 kms de la ciudad se encuentra este importante centro de esquí. La villa se encuentra a 1000 metros de altura y ofrece alojarse en cabañas y hoster&ia



Buscar hoteles en San Carlos de Bariloche
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Paseos y excursiones en San Carlos de Bariloche
Notas y articulos
365patagonia.com
La guía online de Patagonia los 365 días del año
www.365patagonia.com
Desarrollado por