• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 09/01/2011
Visto: 790 veces

Los restos petrificados de miles de coníferas y palmeras, están ubicados a 150 kms de Comodoro Rivadavia, este bosque que tuvo hasta 100 metros de altura hace 70 millones de años. Hoy forman el mayor bosque petrificado del mundo en la estepa del sur de la provincia de Chubut.

Esta zona en sus orígenes fue un fondo marino, luego una selva con lagos y pantanos en un clima subtropical y luego un desierto árido tras surgir la cordillera de los Andes, que acabó con casi todo vestigio de frondosa vegetación, de la que sólo se salvó la madera convertida en piedra.

Sobre la Ruta Provincial 26, luego de una curva cerrada, surge el verde valle del río Senguer, regado por canales de este curso de agua, donde dos grandes lagos (Colhué Huapi y Munster) flanquean Colonia Sarmiento, fundada en el año 1897.

Luego de 30 kms de ripio desde el acceso a laciudad, estaremos llegando al Bosque Petrificado José Ormaechea. En el camino se pasan por mesetas y sierras, por donde se pueden ver guanacos.

Al final del camino, llegamos al valle donde alguna vez hubo una fauna variada y una alta selva con coníferas y palmeras, pero al surgir la cordillera de los Andes en el paleozoico, los vientos del Pacífico perdieron su humedad al oeste de las montañas y azotaron áridos y furiosos la región, lo que sumado a las erupciones volcánicas acabó con ese vergel.

El circuito turístico es de unos 2 kilómetros que se pueden completar en dos horas.

El bosque petrificado no es un bosque propiamente dicho, es un conjunto de árboles de piedra como esculturas enhiestas, sino sus restos tras un proceso de fosilización.

El circuito turístico tiene media docena de miradores, desde algunos de los cuales se ve en toda su amplitud el llamado Valle Lunar y cuenta con carteles con referencias para autoguía, aunque la reserva es mucho más grande: unos 80 kilómetros de norte a sur por cuatro de ancho.

Millares de gruesos troncos, ramas, astillas, frutos y semillas de tonos marrones, rojos y amarillos descansan junto al sendero o dispersos por el valle, salvo algunos que por su tamaño o forma fueron colocados en puntos clave para una mejor observación.

El perfecto estado de conservación engaña a la vista y parecen rollizos o leños cortados y secados recientemente, en algunos casos con su corteza y ramas diminutas, pero basta tocarlos para sentir la frialdad mineral o golpearlos suavemente con una astilla para oír el sonido seco y metálico del choque entre dos piedras.

En algunos troncos cortados transversalmente se ven con claridad los anillos de su crecimiento, mientras en otros la erosión horadó ventanas de variado tamaño o huecos longitudinales como tubos.

El fuerte viento patagónico puede convertir en minutos una tarde de sol radiante en una opaca y encapotada, o llenarla de rápidas nubes que se deslizan sobre las formas del valle, en un verdadero juego de sombras que magnifica la belleza del lugar.

Los senderos están delimitados con piedras, fósiles y carteles, y se recomienda no salir de ellos porque es peligroso para la gente y el ambiente


Ver más información acerca de Chubut y de Colonia Sarmiento.

Comentarios
Notas y artículos
El bosque petrificado de Colonia Sarmiento El bosque petrificado de Colonia Sarmiento
En el sur de la provincia de Chubut, un bosque petrificado resguarda, sumergido en un rojizo paisaje lunar, un grupo de troncos “eternos” de 70 millones de años de antigüedad. Un fenómeno curioso, testimonio tangible de una de las etapas de la evolución de la Tierra, fijada para siempre en la piedra. El viaje comienza en la ciudad costera d



Buscar hoteles en Colonia Sarmiento
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365patagonia.com
La guía online de Patagonia los 365 días del año
www.365patagonia.com
Desarrollado por