• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 22/08/2010
Visto: 713 veces
Fuente: La Nación Turismo

De Trelew a Esquel, pasando por varias localidades del valle del río Chubut, una ruta por las antiguas capillas construidas por los colonos.

La región costera de Chubut tiene en esta época del año el gran atractivo de la ballena franca austral, en plena temporada de apareamiento y piruetas frente a las costas de Puerto Madryn. Pero las ballenas bien pueden ser la excusa para emprender una ruta menos conocida por la región, que lleva rumbo al Oeste: es la ruta que sigue la huella de los primeros colonos galeses, aquellos que arribaron en 1865 en el Mimosa a la actual Punta Cuevas, y fueron desplazándose hacia la Cordillera en busca de agua. Toda la toponimia de la región los recuerda: Trelew, el Pueblo de Luis; la propia Puerto Madryn; Trevelin, el Pueblo del Molino.

Los galensos , como los llaman cariñosamente los locales, dejaron una huella que también está presente en las típicas construcciones de chapa de los primeros asentamientos; en los omnipresentes apellidos Lewis, Jones, Hughes; en el famoso té con la no menos famosa torta negra.

El punto de partida, después de visitar lo que queda de las primeras cuevas donde se refugiaron los galeses al llegar a Puerto Madryn, es Trelew. A una cuadra del mítico Touring Club local vale la pena dedicarle un rato al Museo Pueblo de Luis, establecido en la antigua estación de trenes, donde se exhiben muchos objetos y curiosidades relacionados con aquellos primeros habitantes llegados de tierras lejanas y radicalmente diferentes. El primer encuentro con el indio, los libros en galés que llevaron consigo, objetos utilizados en las capillas, retratos y muchos otros testimonios asoman desde las cuidadas vitrinas del museo.
Puertas cerradas

Oprimidos por los ingleses, los galeses llegaron a la región patagónica en busca de libertad de culto. Las capillas fueron, por lo tanto, uno de los centros de la vida religiosa, pero también social. Cada comunidad se valía de ellas también como escuela, tribunal y sala de reuniones: en sus jardines se cruzaron seguramente las miradas de las primeras parejas formadas en territorio argentino, y en sus interiores se desarrolló el canto coral, una de las grandes tradiciones galesas. Trelew tiene dos de las 18 capillas que se conservan, sobre las primitivas 34. Al iniciar el recorrido hay que tener en cuenta que es frecuente encontrarlas cerradas. Las que están en funcionamiento suelen abrir sólo para el culto de los domingos o durante los preparativos para ocasiones especiales, como el festejo del 28 de julio, aniversario de la llegada del Mimosa.

La más céntrica es la Tabernacl, levantada en 1889 y hoy en manos de la Iglesia Presbiteriana. Fue bautizada así en recuerdo de la capilla homónima de la localidad galesa de Porthmadog. No muy lejos, la capilla Moriah es una de las más interesantes porque se encuentra junto al cementerio donde están todavía las tumbas de varios de los primeros colonos. Fue levantada en 1880 en la que era la chacra 103, de Rhydderch Hughes, y junto con la Capilla Vieja de Gaiman se la considera la más antigua de todas.

Para conocer las capillas, en lugar de realizar el trayecto Trelew-Gaiman por la ruta 25 conviene tomar la ruta 7 o Ruta de las Chacras (muchas ya no en manos de galeses, sino de familias bolivianas recientemente afincadas en la región). De todos modos hay que tener en cuenta que no todas las capillas son fáciles de encontrar. Al adentrarse en la región rural la señalización es escasa y al visitante le cuesta orientarse en las calles solitarias y bordeadas de álamos, donde todo parece igual.

La mejor opción, entonces, es contar con la ayuda de un guía o GPS que permita llegar con más facilidad a destino. Además la Ruta de las Chacras es más larga porque sigue el trazado del valle y, como el río Chubut, tiene numerosos meandros, traducidos en curvas y contracurvas. Pero el placer de observar el atardecer sobre las chacras, a la sombra de los álamos y entre bandadas de cauquenes, es difícil de igualar.
De capilla en capilla

Basta una tarde para conocer las capillas, separadas por pocos kilómetros: la Nazareth del paraje Drofa Dulog, a unos 15 kilómetros de Trelew, que fue la segunda levantada en territorio argentino en 1891; la Betlehem, en la zona de Treorky, que pertenece a los metodistas calvinistas y se terminó de construir en 1908; la Seion de Bryn Gwyn, que data de 1888 y fue declarada monumento histórico nacional. Por su parte, la Salem, en el paraje conocido como Angostura, fue levantada en 1912 y es la única que se conserva totalmente construida en cinc y madera.

Como en las demás, casi siempre es posible acercarse y fotografiarlas aunque estén cerradas, ya que se encuentra abierto el acceso a los terrenos que la rodean. Ya en Gaiman, las capillas galesas son tres: la Bryn Crwn, la Bethel Vieja (habilitada en 1884 y visitada por el presidente Julio Argentino Roca al pasar por la región) y la Bethel Nueva, contigua a la anterior e inaugurada en 1913. Quien siga la ruta hacia el Oeste podrá visitar en Dolavon la Glan Alaw (1887); la nueva Iglesia Anglicana (1989), con una campana traída desde Gales; la Ebenezer (1894) y la Carmel (1925). Finalmente, en 28 de Julio se levanta la capilla Bethel, de 1901, y ya concluida la travesía en la Comarca de los Alerces la capilla Bethel de Trevelin (1910) y la Seion de Esquel, hoy integrada en el casco urbano de la ciudad y dedicada, entre otras actividades, a la enseñanza del galés.

Información

Secretaría de Turismo de Puerto Madryn: Julio A. Roca 223; (02965) 420139. http://www.madryn.gov.ar/turismo/
Secretaría de Turismo de Trelew: Mitre 387, (02965) 420139. www.trelewpatagonia.gov.ar

La página www.chubutur.gov.ar ofrece un listado completo con una breve reseña de las capillas galesas aún en pie.

Fuente: La Nación Turismo


Ver más información acerca de Chubut.

Comentarios
Notas y artículos
Nadar con lobos en Punta Loma Nadar con lobos en Punta Loma
La aventura comienza cuando los turistas se ponen los trajes de neoprene, para disfrutar de un día en el agua con lobos marinos en Punta Loma, muy cerca de Puerto Madryn. Ya en la lancha, hay que hacer un paseo de 40 minutos hasta el hogar de las familias de lobos, ubicada en Punta Loma. El paseo en si, es una aventura también cuando van cortando las olas que apar
La Trochita renueva su ruta La Trochita renueva su ruta
El nuevo recorrido de La Trochita combinará dos trenes históricos en dos rutas escénicas, llevando a los turistas a localidades remotas como Ingeniero Jacobacci y Ojo de Agua. El histórico Viejo Expreso Patagónico “la Trochita” que cautivó a escritores como Bruce Chatwin y Paul Théroux, buscará ampliar sus
Verano en Puerto Madryn, el combo ideal Verano en Puerto Madryn, el combo ideal
La ciudad patagónica de Puerto Madryn tiene gran variedad de alternativas para ofrecer en la temporada de verano, donde se puede disfrutar de las playas, las actividades náuticas, la cocina de mar, y tantos lugares para conocer en los alrededores de la ciudad y en Península Valdés. Las playas y los balnearios de la costa Hay 4 kilóme



Buscar hoteles en: 
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
365patagonia.com
La guía online de Patagonia los 365 días del año
www.365patagonia.com
Desarrollado por